domingo. 21.04.2024

Elena González-Blanco, jefa de IA de Microsoft en Europa, Oriente Próximo y África, convive entre la ciencia y las letras. Es doctora en Filología Hispánica, máster en Sistema de Información e investigadora y docente en la Universidad de Harvard. Ha aparecido varias veces entre las Top100 mujeres líderes de España.

También ha sido la responsable de la transformación digital en el Banco Santander y General Manager en Europa de CoverWallet y antes, entre otros proyectos, tuvo la responsabilidad de desarrollar productos de Inteligencia Artificial para la empresa Indra.

La 'Empresari@ del Mes' de marzo atiende ahora a Murcia Diario para contestar a las preguntas de nuestro diario y compartir con nuestros lectores sus reflexiones sobre la Inteligencia Artificial.

En corto

-Lugar de nacimiento: Murcia

-Edad: 42

-Estado civil: casada

-Profesión: Directora de Inteligencia Artificial para startups y unicornios en EMEA en Microsoft

-Aficiones: baile de salón y latino, pilates

-¿A dónde se escaparía? A Asia

-¿Qué no soporta? A la gente que no va de frente

-¿Qué busca en las personas? Aprender de ellas

-¿Qué cambiaría de la sociedad actual? El miedo al riesgo

-¿Cómo desconecta? Con los amigos y la familia

En largo

-Me gustaría saber cómo ha hecho esa transición del mundo de las letras, la filología… al mundo emprendedor y a ser una voz autorizada en Inteligencia Artificial.

Ha sido una transición natural, me he dedicado prácticamente toda mi vida a trabajar en tecnología aplicada al lenguaje, primero desde el mundo académico en Humanidades Digitales y después en Procesamiento del Lenguaje y Lingüística Computacional. Ahora en el momento que la Inteligencia Artificial Generativa ha explotado parece que es el momento perfecto para que las circunstancias se hayan alineado y pueda hacer profesionalmente con plena dedicación en lo que llevo investigando y trabajando durante toda mi vida.

-¿Cómo explicaría a los que son legos en la materia a qué se dedica?

De una forma muy sencilla diría que lo que hago es conseguir que las máquinas hablen pero las máquinas no pueden hablar como las personas necesitan hablar mediante algoritmos razonamientos matemáticos y una serie de operaciones que no son similares a las de la mente humana pero que tratan de imitar su comportamiento. Trabajo en convertir la lengua en matemáticas y que esta sea posible de interpretar a través de un ordenador.

-Usted fue cofundadora de Clibrain, empresa que tiene como principal línea de negocio aplicar la inteligencia artificial para mejorar la productividad de las empresas y en la que ha creado un lenguaje propio, LINCE, que enseña español a la IA. ¿Que aporta su startup a la IA?

La inteligencia artificial y en general todas las tecnologías del lenguaje han funcionado siempre mucho mejor en inglés porque se han entrenado en este idioma, tanto en el ámbito académico como en las empresas. El español, a pesar de ser el segundo idioma más hablado del mundo, con más de 600M de hispanohablantes, no cuenta todavía con una tecnología que esté al nivel del inglés en inteligencia artificial y más aún si pensamos en las variantes de Hispanoamérica y de las zonas regionales que todavía no están volcadas en los grandes modelos de lenguaje (LLMs) que están detrás de las soluciones de IA generativa que utilizamos hoy. Aunque hemos conseguido que las máquinas hablen un español gramaticalmente correcto todavía falta mucho de nuestra cultura variedades y riqueza tanto lingüística como social que tenemos que volcar en los modelos y para eso es importante que los datos con los que los entrenamos tengan la riqueza y variedad que requiere este proceso.

-¿Podríamos decir que hasta ahora la IA se alimentaba solo de la cultura anglosajona?

Mayoritariamente sí. En el caso de los grandes modelos de lenguaje si tenemos en cuenta que en modelos como GPT cuatro ha sido entrenado con trillones de datos de internet lo que vemos es que la mayor parte de los datos de internet están en inglés mientras que el español a pesar de la cantidad de hablantes que tiene ocupa un porcentaje bastante minoritario solo en torno al 8%.

Además en ciertas variedades este porcentaje es aún más escaso porque hay zonas donde todavía hay una predominancia oral y pocas muestras volcadas en internet. Además es importante añadir que lo que llamamos “Prompting” o lenguaje de instrucciones se hace en inglés y después se traduce a otras lenguas por lo tanto la forma de pedir cosas a un modelo y la forma de interactuar con él también es diferente en función de la lengua que utilicemos porque se traduce del inglés.

Consejeras-8424_EGB
Elena González-Blanco ha sido elegida 'Empresari@ del Mes' de marzo de Murcia Diario.

-¿Los clientes del mundo hispanohablante mejorarán su actividad con la IA hablando en un español más y rico en matices?

Por supuesto el problema que nos estamos encontrando ahora mismo es que cuando entramos en determinados ámbitos específicos como puede ser el ámbito legal o el asegurador que requieren un lenguaje muy concreto lo que vemos es que los modelos no han sido en muchos casos entrenados con este tipo de variantes el caso legal es un ejemplo muy claro el derecho romano es diferente al derecho angloparlante y no basta simplemente con traducir sino que hay que dar contexto a los modelos para que puedan funcionar bien. Como ejemplo destacado, contamos con los refranes; nuestro idioma es extraordinariamente rico en frases populares que, además, experimentan una variación considerable según las distintas zonas de Latinoamérica. Aún queda mucho camino por recorrer. En este ámbito, tanto la pragmática como la semántica desempeñan un papel crucial, cargadas de un contenido cultural de gran relevancia.

Desde mi experiencia personal, he dedicado esfuerzos a la investigación, especialmente en el análisis de la poesía y la música. El estudio de las letras de canciones en español revela una vasta oportunidad. Al emplear la inteligencia artificial para discernir o contrastar lo que expresa la letra de una bachata con, por ejemplo, el contenido de una rumba, nos enfrentamos a diferencias abismales no solo en el vocabulario, sino también en la manera de expresar emociones y en el modo de dirigirse a los oyentes. Nos encontramos ante un universo entero listo para ser explorado.

-¿Cómo podemos integrar la IA en nuestro día a día, cómo impacta en una empresa, en los modelos de negocio y en la forma de trabajar?

En primer lugar integrándola de forma natural como un avance más como ha sido internet o los teléfonos móviles la IA es una fuente de productividad enorme que nos puede ayudar en nuestro día a día en cada una de las tareas que hacemos cuando manejamos cualquier tipo de documento conversación grabación conversación de call Center la guía puede ser un acompañante un copiloto como decimos en Microsoft estupendo para poder ahorrar tiempo y mejorar la calidad de los resultados de las tareas sencillas que hacemos en el día a día. Además lo que vemos es que para determinadas tareas como la creatividad tanto a nivel de generación de contenidos como de imágenes es una ayuda estupenda que está transformando sectores como la comunicación y el marketing y también a nivel documental vemos que hay una oportunidad muy grande de optimización de procesos gracias al procesamiento de grandes cantidades de texto o datos no estructurados. Lo que estas tecnologías abren es un sinfín de posibilidades que permite que los casos de uso y aplicaciones sean amplísimos y varían muchísimo en función de cada uno de los negocios, pero lo que tienen en común es que van a ayudar al ser humano a ser más humano y a enfocarse en las tareas donde realmente aporta valor sistematizando y automatizando todas aquellas que son rutinarias y pueden ser acompañadas por una máquina.

-Usted ha dicho que los CEO que no tengan conocimientos de IA no podrán optar a altos cargos en ningún sector...

Creo que en este nuevo paradigma en el que nos movemos todo el mundo tiene que entender qué es lo que está pasando esto no quiere decir que las personas que han trabajado en diferentes negocios tengan que aprender a programar ni mucho menos pero lo que es cierto es que la IA nos abre una serie de oportunidades en las que al contrario de lo que se piensa no va a quitar los trabajos pero sí que es verdad que el que la utilice va a ir muchísimo más rápido y va a llegar más lejos. Además la inteligencia artificial no es ya un tema de tecnología es parte del negocio y las empresas que entiendan exactamente cómo pueden utilizar estas nuevas herramientas para mejorar sus datos para aumentar la capacidad de procesamiento y para crear nuevos modelos de negocio tendrán una ventaja competitiva enorme y para ello necesitan CEOs al frente que puedan entender qué es lo que está pasando y cuál es la mejor forma de aplicar la tecnología a su caso de uso.

-¿Cree que España necesita una estrategia nacional en IA para no quedarse atrás?

Creo que tenemos que pasar a la acción tenemos una oportunidad delante de nuestros ojos enorme que es la riqueza de nuestro idioma y podemos ser líderes en un ámbito que todavía no está desarrollado en la inteligencia artificial pero para ello es importante unir fuerzas juntar grandes cantidades de datos y tener una estrategia colaborativa entre las diferentes instituciones académicas empresariales y tecnológicas por supuesto apoyadas por el gobierno y por las instituciones.

-¿Qué país nos lleva más delantera?

Estados Unidos y China están sin duda muy por delante de Europa en inteligencia artificial y en tecnología. La cantidad de inversión que se ha realizado es muy superior y la cantidad de startups y de iniciativas que han ido surgiendo es inmensa. En Europa estamos viendo que hay diferentes tipos de enfoques Francia por ejemplo se está convirtiendo en un país de referencia en cuanto a estrategia e inteligencia artificial mediante la creación de un sistema de startups donde destacan unicornios como Mistral una empresa europea que ha sido capaz de crear los mejores modelos Open Source o de código abierto gracias a un fuerte apoyo institucional, a una inversión muy potente y también al gran talento que compone su equipo.

-¿Podemos hablar ya de la brecha digital en IA?

Desde el punto de vista del idioma sí hay una gran diferencia entre el inglés y otras lenguas desde el punto de vista de la realidad a mí me gusta hablar de oportunidad más que de brecha.

-¿Cuáles son los riesgos de la IA?

El principal riesgo es la estupidez humana y la falta de formación a todos los niveles.

-¿Cuáles son los beneficios de la IA?

Todos los imaginables el poder poner una tecnología a disposición de las personas para hacerlas más humanas de forma cada vez más sencilla.

-¿El empleo está en peligro con la IA?

En absoluto pero lo que es cierto es que es importantísimo incorporar estas capacidades de entendimiento y de utilización de la IA en el día a día de cada uno de nuestros trabajos.

-¿Las empresas están preparadas para afrontar esta transformación tecnológica?

Algunas sí y otras no aquí el problema es el tiempo porque este cambio está yendo más rápido que ningún otro en solamente 1 año el sector se ha transformado completamente por lo tanto las empresas tienen que agilizar sus planes de transformación porque en este caso el tiempo importa y mucho.

-Como mujer, ¿Qué papel cree que juega en el ámbito de la ciencia y la tecnología?

Creo que la brecha de género es muy notable en este sector porque desde la base de la pirámide es decir, la
cantidad de niñas que estudian tecnología es aún a día de hoy muy inferior a la de los chicos y cuando pasamos al ámbito profesional cuesta muchísimo encontrar mujeres que se dediquen a la tecnología. Creo que tenemos que quitar esta concepción del mundo en ciencias y letras porque a día de hoy lo que vemos es que la tecnología ofrece capacidades interdisciplinares que son aplicables a cualquier disciplina y por lo tanto la formación tecnológica debería ser transversal a todas ellas. Creo que queda mucho todavía por hacer En este sentido.

-¿Cómo lo hace para conciliar su vida profesional y familiar con cuatro hijos en casa?

Trabajando mucho con mucha organización y mucha ayuda.

-¿Cree que el uso de la IA dejará un mejor futuro mejor a las nuevas generaciones?

Creo que vivimos en paradigmas diferentes y estas nuevas generaciones tienen una ventaja muy grande al
tener todas estas herramientas a su disposición. Sin embargo lo importante es darles la formación adecuada para que puedan utilizarlas de la forma correcta y sepan exactamente cuál es el gran potencial de todo esto me preocupa especialmente el desconocimiento en el uso de herramientas o de plataformas como las redes sociales y también en el hecho de que muchas veces estas nuevas generaciones tienen tanta información a su alcance que no son capaces de comprobar sus fuentes y la veracidad de las mismas. Creo que en esta sociedad hace falta mucho pensamiento crítico y mucha formación para poder explotar todo el potencial que ponen a nuestro alcance estas maravillosas herramientas.

Elena González-Blanco (Microsoft Europa, Oriente Próximo y África) 'Empresari@ del Mes'...