sábado. 20.04.2024

Julio arranca con la celebración de los ‘Melon & Watermelon Innovation Days’, unas jornadas en las que las principales casas de semillas españolas e internacionales con centros y fincas de experimentación en la Región de Murcia abren sus puertas a los profesionales del sector agrícola para mostrarles sus últimos desarrollos en variedades de melón y sandía. Seminis, Enza Zaden, Nunhems, Rijk Zwaan, Semillas Fitó y Syngenta son algunas de las firmas que participan.

Desde la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport) destacan que se trata de una iniciativa que sitúa a la Región en el epicentro mundial de la innovación agronómica y genética de las frutas del verano por excelencia: melón y sandía.

Fernando Gómez, director general de Proexport, incide en que “la inversión en I+D+i es fundamental para la agricultura. En el caso del melón y la sandía los productores buscamos materiales vegetales que aporten más sabor, colores, aromas y texturas atractivas, resistencias a plagas y enfermedades, optimización de insumos o adaptación al cambio climático, entre otros muchos factores. Pero el sabor sigue siendo capital”.

Advierte en que “conseguir mejoras en las producciones lleva implícito un enorme esfuerzo por parte de las casas de semillas, que en estrecha colaboración con nuestros productores, emplean a veces hasta diez años para obtener variedades que lleguen al mercado. Siempre, además, muy pendientes de las necesidades de los consumidores, sus preferencias y gustos”.

La Región de Murcia lidera las exportaciones de melón a nivel nacional con un 50% del total, mientras en la sandía con un 20% ocupa el segundo lugar tras Andalucía. En 2022, Murcia exportó 169.019 toneladas de melón por valor de 143 millones de euros. En cuanto a sandía, las exportaciones ascendieron a 129.861 toneladas, por un valor de 82,8 millones de euros.

En cuanto a producción, en 2022 la Región de Murcia cultivó 4.609 hectáreas de melón, un 28,4% del total nacional, solo por detrás de Castilla la Mancha; y 2.788 hectáreas de sandía, lo que supone el 12,9% del total, y se sitúa en tercer lugar, después de Castilla la Mancha y Andalucía. Asimismo, se obtuvieron 181.883 toneladas de sandía (15,63%) y 171.744 toneladas de melón (32,8%).

Este año, los productores de melón y sandía españoles se han visto sorprendidos por un cambiado drástico de la campaña en apenas tres semanas. Una vez más, el clima ha jugado un papel clave en la producción que, del mes de mayo a los meses de junio y julio, han pasado de la sobreoferta en los mercados y el hundimiento de los precios en origen, al desabastecimiento y a un alza importante de los precios, para compensar las pérdidas de producción.

José Cánovas, presidente de la Sectorial de Melón y Sandía de Proexport explica que “la campaña arrancó en Almería en un entorno con temperaturas más altas de lo habitual durante los meses de marzo y abril, lo cual tuvo como consecuencia directa que se adelantase y acelerase la producción. En mayo, cambió el tiempo y sufrimos el impacto de las numerosas tormentas que se desencadenaron de forma intermitente durante tres semanas seguidas, justo cuando la producción estaba a punto de recolectarse en la Región de Murcia y el este de Almería".

A esos fenómenos siguió el granizo, caído junto con las lluvias torrenciales que acompañaron a las tormentas, lo que afectó de forma negativa a las producciones murcianas y muchas de ellas quedaron destrozados, aparte de generar problemas fitosanitarios de toda clase, como el oídio y el mildiu. Cabe recordar que la superficie de cultivo esta temporada se mantiene estable respecto a la anterior.

Las sandías sin pepitas, tanto para exportación como para mercado nacional y en segundo lugar, el melón de Piel de Sapo para mercado nacional, son las variedades por las que principalmente se decantan los productores murcianos, según José Cánovas. Le siguen el resto de melones destinados a exportación que engloban el melón Galia, el melón amarillo, el cantalupo y el charentais, así como otras especialidades.

Respecto a la exportación, apunta que “el charentais se destina a los mercados francófonos, es el número uno en Francia y parte de Suiza y Bélgica. El galia, el melón amarillo y el cantalupo se destinan a países como Alemania, que es un mercado muy potente, y también a Holanda y Reino Unido. Los países nórdicos también importan estas variedades”. 

“Respecto al consumo de melón en Europa, se encuentra estático, mientras que el de sandía está aumentado en los últimos años”, concluye.

Proexport busca el mejor sabor en melón y sandía