sábado. 01.04.2023
SECTOR AGROALIMENTARIO

La Región apuesta por el uso de drones para aplicaciones fitosanitarias

El Grupo Operativo GO PhytoDron realiza los primeros ensayos realizados por las aeronaves no tripuladas en la comunidad. 
FOTO MD (71)
Las aplicaciones con drones tienen la misma consideración que una aplicación con una aeronave (Archivo).

La Comunidad Autónoma presenta este lunes los primeros resultados de los ensayos realizados por el Grupo Operativo GO PhytoDron, de carácter nacional, en el que participa la Región, y que nace para impulsar el uso de aeronaves no tripuladas (drones) como una herramienta segura para las aplicaciones fitosanitarias.

En los distintos ensayos planteados en diferentes cultivos y zonas del territorio nacional, se han planteado estudios para verificar que los problemas de derivas sobre las zonas no objetivo de la aplicación, residuos de productos fitosanitarios en cosecha y de seguridad de los operarios que participan en la aplicación son menores respecto al uso de maquinaria terrestre.

En la Región de Murcia se han realizado los tratamientos con drones para el control de la mosca de la fruta en mandarina temprana, gracias a la colaboración entre la empresa Corteva, Agrifusa, Rmdrones y la consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca. Actualmente, el tratamiento con drones en la Región se circunscribe a la aplicación de herbicidas tras la siembra en el cultivo del arroz.

El secretario general de la consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Francisco González, participó en la presentación del ensayo donde indicó que las aplicaciones con drones “se integran dentro de la agricultura sostenible de precisión, y presentan unos grandes beneficios medioambientales, ya que se minimizan los efectos de compactación del suelo por el paso de maquinaria pesada, su emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera es nula y se minimizan los riesgos para el aplicador”.

Respecto a la eficacia de los tratamientos contra los organismos nocivos, son similares a los de las aplicaciones terrestres que se han realizado para extrapolar los resultados, y con nulos residuos sobre la cosecha.

Estos estudios comparativos entre las aplicaciones con drones y terrestres serán presentados a la Comisión Europea al objeto de que se autorice que se les deje de considerar tratamiento aéreo, como sucede con la legislación actual.

Las aplicaciones con drones tienen la misma consideración que una aplicación con una aeronave (avioneta o helicóptero), estando prohibidas con carácter general salvo que se puede demostrar que los beneficios medio ambientales y respecto a la salud de los aplicadores sean superiores respecto a una aplicación terrestre y siempre que el producto fitosanitario esté específicamente autorizado para aplicación aérea y sea aprobado por la administración un plan de vuelo.

La Región apuesta por el uso de drones para aplicaciones fitosanitarias
Comentarios