jueves. 22.02.2024

El Gobierno regional ha invertido ya casi siete millones de euros para avanzar en la puesta en marcha del proyecto ‘Euclides’, la iniciativa que sentará las bases del denominado ‘funcionario 4.0’.

 

La consejería de Administración Digital, responsable del proyecto, ha destinado en concreto cuatro millones de euros a la puesta en marcha del puesto de trabajo en la nube y otros 2,8 millones de euros a la adquisición de diverso equipamiento informático para los empleados públicos como ordenadores portátiles y monitores.

 

Así lo explicó la pasada semana el director general de Informática y Transformación Digital, Javier Martínez, durante la celebración de una mesa redonda sobre el futuro del empleo público. La jornada, denominada ‘Puesto de trabajo de nueva generación para el empleado público’, se desarrolló de manera virtual y contó con la participación de los responsables de digitalización de diversas comunidades autónomas como Madrid y Aragón, así como del propio Ministerio de Hacienda y Función Pública.

 

En su intervención, el responsable de la dirección General de Informática de la Consejería destacó que este proyecto “marca, sin duda, el futuro hacia el que tiene que dirigirse el trabajo en las administraciones. La digitalización nos permite contar con entornos móviles y más colaborativos en los que se incrementa la productividad y, sobre todo, se mejora el servicio que reciben nuestros ciudadanos”.

 

El proyecto ‘Euclides’ está ahora mismo en fase de propuesta de adjudicación, y se prevé que pueda ponerse en marcha de manera experimental en el segundo trimestre de este año. El objetivo, en una primera fase, es ponerlo en marcha con los aproximadamente 4.000 empleados públicos de Administración y Servicios que usan los servicios de acceso remoto para trabajo en movilidad, e ir extendiéndolo de manera progresiva para que sea el punto único de acceso a todos los aplicativos internos (y extranet) de la Comunidad.


El director general explicó también que la puesta en marcha del puesto de trabajo en la nube lleva implícito un incremento en la ciberseguridad para tratar de minimizar el riesgo de ataques informáticos, así como una importante apuesta por la capacitación digital de los empleados públicos.

 

En este sentido, Martínez Gilabert recordó que ya hay diversos estudios que señalan que la pandemia provocada por el coronavirus “ha acelerado cerca de 10 años el proceso de digitalización de la sociedad”.

 

"El Gobierno regional lleva años apostando por este proceso de digitalización de la sociedad con una inversión récord en los últimos años, y esta apuesta tiene que dar sus frutos con la consolidación de la digitalización como uno de los pilares de la reactivación social y económica de la Región”, concluyó.

Llega el funcionario 4.0 a la CARM